Agentes de Empleo y Desarrollo Local: el caso de Andalucía (2)

MasterEmpleo.Junta-ALPESEl singular regreso de los Agentes de Empleo y Desarrollo Local de Andalucía (2)

Los Agentes de desarrollo local andaluz de las UTEDLT (ALPE’s) que fueron despedidos por causas económicas hace casi dos años, vuelven a estar de actualidad por las más de 15 sentencias pronunciadas hasta la fecha por el Tribunal Supremo (algunas de las cuales ya hemos comentado en un post anterior), anulando la decisión extintiva que los consorcios administrativos de desarrollo local adoptaron entonces.

MasterEmpleo. Acciones de apoyo a los ALPES en Andalucía
MasterEmpleo. Acciones de apoyo a los ALPES en Andalucía

Casi 800 Agentes de empleo y desarrollo local de Andalucía (ALPES) finalizaron sus relaciones laborales tras ser extinguidas con desviación de poder y fraude de Ley, a tenor de lo sentenciado por el Alto Tribunal, condenando a la Junta de Andalucía a readmitir a los profesionales del empleo y desarrollo local consorciados con efectos desde la fecha del despido.

La ley 3/2012, de 6 de julio, de medidas urgentes para la reforma del mercado laboral, en concreto en la modificación realizada al Estatuto de los Trabajadores en su Disposición Adicional Vigésima, introdujo en nuestro ordenamiento jurídico la posibilidad de que las administraciones públicas realizaran despidos objetivos por causas económicas, técnicas, organizativas o de producción, abonando en estos casos la única indemnización de 20 días por año trabajado, hecho que aprovechó la Junta de Andalucía para reordenar la que consideraba sobredimensionada administración institucional mediante la extinción de centenares de contratos laborales.

No obstante, para el caso de los Agentes de Empleo y Desarrollo local de los consorcios UTEDLT (ALPES), estos despidos, según el Alto Tribunal, no se realizaron amparados en las causas legalmente permitidas, sino como cauce para eludir el cumplimiento de una Ley previa, la de reordenación del sector público andaluz, que ordenaba subrogar al SAE, antes del 30 de junio de 2.011, a todo el personal consorciado; de ahí la calificación del despido realizado en fraude de Ley e incluso con desviación de poder, por cuanto que fueron los respectivos presidentes de los consorcios UTEDLT, los que procedieron a despedir a los agentes de empleo y desarrollo local empleados y no los Consejos Rectores en cuanto órganos de dirección de las citadas entidades.

Araceli Vallecillo Orellana.

Si te gustó este artículo, suscríbete a nuestro boletín

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: