Cartera Común de Servicios del Sistema Nacional de Empleo

SERVICIOS MÁS DEFINIDOS Y HOMOGENEIZADOS PARA LA BÚSQUEDA ACTIVA DE EMPLEO

 2015_1_16_8tef9OAiSDQKXrCmfd1EJ6

El pasado mes de febrero (BOE nº 31, de 5 de febrero de 2015), entró en vigor el Real Decreto 7/2015, de 16 de enero, por el que se aprueba la Cartera Común de Servicios del Sistema Nacional de Empleo.

Esta nueva Estrategia, junto a la medición y evaluación que propone, supone contar con un marco común que defina las medidas y actuaciones que se llevan a cabo desde los distintos Servicios Públicos de Empleo, nacional y regionales, estableciendo una Cartera Común de Servicios, aún a negociar con las regiones, integrada por cuatro básicos:

  • Un servicio de Orientación Profesional;
  • Un servicio de Colocación y asesoramiento a empresas;
  • Un servicio de formación y cualificación para el empleo, y, por último,
  • Un servicio de asesoramiento para el autoempleo y el emprendimiento, para promover iniciativas emprendedoras y dinamizar el desarrollo económico local.

De esta forma, las oficinas públicas deberán hacer un perfil más detallado de cada desempleado registrado cuando este se inscriba, algo que ya hacen desde hace años la mayoría de los países europeos y España aún continúa de modo impersonal. Tras la elaboración de este perfil, la persona demandante de empleo deberá de recibir, también, un asesoramiento y seguimiento individualizado.

Por la vertiente económica, segundo de los ejes sobre el que se fijará una cartera mínima de servicios, nos encontramos el asesoramiento a las empresas. Se trata de acudir a ellas para gestionarles las colocaciones y ofrecerles los perfiles demandantes de empleo disponibles que les puedan interesar para sus vacantes. Hasta ahora esta labor tampoco se realizaba. De hecho los servicios públicos de empleo solo intermedian en el 2% de las colocaciones que registran.

En tercer lugar, los servicios de empleo también ofrecerán servicios de formación y recualificación profesional, destacándose la novedad de que serán las propias oficinas públicas las que desarrollen la cuenta individualizada de formación, que estará en conexión con la Seguridad Social, y que aún está pendiente de ejecutarse.

Finalmente, estas oficinas darán servicios de asesoramiento para el autoempleo y el emprendimiento a aquellos parados que quieran iniciar un negocio propio.

En coherencia con los estándares internacionales, estas medidas pretenden apoyar el trato individualizado en el itinerario de búsqueda activa de empleoayudando a los trabajadores a encontrar un empleo adecuado a sus características y a los empleadores a contratar trabajadores apropiados a sus necesidades; facilitar la movilidad profesional y geográfica a fin de corregir los desajustes entre la oferta y demanda de empleo; recoger y analizar la situación y evolución del mercado de trabajo; vincularse con el sistema de protección del desempleo con sujeción al compromiso de actividad; y coordinarse con el resto de políticas activas de empleo”.

Elaborada tras ser consultadas las organizaciones sindicales y empresariales más representativas y las comunidades autónomas, además del Consejo General del Sistema Nacional de Empleo, quien ha emitido un informe preceptivo, la medida ministerial, ha contado, además, con la aprobación previa del Ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, de acuerdo con el Consejo de Estado y previa deliberación del Consejo de Ministros, en su reunión del día 16 de enero de 2015, para otorgar a las medidas expuestas la estabilidad institucional que su fin ofrece.

Araceli Vallecillo Orellana

MOPTE UCO- UHU.

 

 

Si te gustó este artículo, suscríbete a nuestro boletín

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: