EMPLEO: PRESUPUESTOS 2014

MasterEmpleo.PGE-SEPE 2014.

Secretaria de Estado de Empleo, Engracia Hidalgo, informó en el Senado del Presupuesto de su secretaría para 2014

Nula innovación de las PAE y poca inversión en intermediación

El Gobierno afirma que el presupuesto para Empleo se incrementa en más de un 9%, mientras que los sindicatos desmienten ese dato, al considerar que el Gobierno está obviando que “en julio de 2013 tuvo que ampliar el presupuesto en 5.222,9 millones de euros, un 17% más de la cifra inicial” que se iba a destinar a SEPE, por lo que en realidad en 2014 este organismo “tendrá menos recursos”.

Con independencia de este debate sobre si se produce o no incremento real (y sobre el que ya nos referimos en otro post), el Presupuesto de la Secretaría de Estado de Empleo para 2014 ascenderá a 35.445,45 millones de euros. En cuanto a la distribución del mismo, distinguió como grandes conceptos:

  1. FOGASA: 1.376 millones de euros. Destinados a pagar las deudas frente a los trabajadores que tengan o bien cualquier empresa en crisis (salarios o indemnizaciones), o bien con aquellas de menos de 25 trabajadores que haya despedido por causas empresariales (indemnizaciones). Sin duda, la crisis y las facilidades para proceder a despidos por dichas causas han llevado a la necesidad de incrementar de forma exponencial (casi el 60%) esta partida en relación al año anterior (que ya venía creciendo también).
  2. Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE): 33.917 millones de euros. De los cuales, 14.597,5 millones los aporta el Estado, casi en su totalidad para pagar las prestaciones de desempleo que no se cubren con las cotizaciones. Es, como se puede comprobar, el gran destinatario de los recursos presupuestados, los cuales se reparten:
    • Políticas Pasivas: 87%, lo que supone más de 29.500 millones. Esta partida se destinada al pago de prestaciones por desempleo o por cese de actividad de autónomos. A esta cuantía hay que añadir la partida del programa PREPARA (más de 350 millones, duplicándose con respecto a 2013.
    • Políticas Activas de Empleo (PAE): 13%, esto es, algo más de 4.000 millones (obtenidos de la recaudación de cuotas de formación, 1.778 millones; del Fondo Social Europeo y de la aportación del propio Estado, 1.801 millones). Debido a la importancia que le damos a este macroconcepto, creemos oportuno desagregar esos datos e identificar el concreto destino que se le aplica: La mayoría (más de 2.100 mill.) se destinan a ayudas al fomento del empleo, principalmente a bonificaciones contratación o el autoempleo, que se ven así aumentadas (casi 1.250 millones de euros), y el resto (más de 1.900 mill.€), a Formación Profesional para el Empleo (FPE).
    • Finalmente, destacamos, a pesar de su escaso montante (unos 30 mills.), la partida destinada a financiar la colaboración de las agencias privadas de colocación (APC).  30 mills. a financiar las agencias privadas de colocación (APC), donde se incluyen las ETT cuando operan como tales.

Brevemente, nos remitimos a otros comentarios que sobre estos aspectos hemos realizado en otros momentos ya sea en relación al escaso peso y originalidad de las PAE, particularmente nuestra crítica al excesivo peso de las ayudas o bonificaciones (que agotan en gran medida los recursos disponibles sin que se constate realmente su rentabilidad), o nuestra valoración positiva de la colaboración público privada en este campo (aunque, todo hay que decirlo, las cuantías destinadas son a todas luces insuficientes), si bien subrayando siempre la necesidad de que se mejoren los recursos que deben destinarse a los servicios públicos, lo que no parece estar ocurriendo (y que en algunas ocasiones está implicando que importantes CCAA -como Cataluña, País Vasco o Andalucía-, no vean con buenos ojos la forma en que el Gobierno implementa esa colaboración)

Si te gustó este artículo, suscríbete a nuestro boletín

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: